COMO CUIDAR NUESTROS OJOS FRENTE AL USO DE MONITORES

Lilian Pigatto
Cirujana Oftalmóloga

Cada día estamos más expuestos al uso de pantallas, monitores, tv y dispositivos electrónicos. Los niños pasan muchas horas frente a ellos y los adultos, ya sea por actividad laboral u ocio, también. Por esta circunstancia debemos tomar precauciones así como evitar el uso excesivo de éstos.
El síntoma más importante suele ser la fatiga visual, pero también se puede presentar lagrimeo, fotofobia, arenilla o enrojecimiento ocular.

Las causas que provocan estos síntomas están dadas por:
-Aumento de la abertura palpebral. Esto determina una mayor exposición del globo ocular con la consiguiente evaporación lagrimal.
-Disminución de la frecuencia de parpadeo. Normalmente parpadeamos de 12 a 20 veces por minuto, pero se ha encontrado en personas sanas ubicadas frente al monitor que la frecuencia disminuye a 3.6 por minuto. Existe además una disminución de la producción lagrimal.
-Efecto muscular o de cercanía. Cuanto más próximos estamos frente a un monitor mayor es la exigencia muscular de los músculos de la convergencia.

Consejos y recomendaciones
-Niños: no exceder las dos horas diarias de exposición para niños hasta los 10 años. (Recomendación de la Academia Americana de Oftalmología)
-Altura de la pantalla: el borde superior del monitor debe estar a nivel del eje visual, por lo que la pantalla debe estar por debajo del eje visual unos 30 grados.
-Distancia a la pantalla: entre 50 y 70 cms.
-Corregir defectos visuales y uso de cristales con antirreflejo.
-Elegir pantallas de buena calidad, con buen contraste y bajo parpadeo.
-Uso de soluciones hidratantes o lagrimas.
-Realizar pausas de 10 minutos por cada hora frente a la pantalla.
-Controlar la humedad ambiental y evitar el humo de tabaco.
-Tener una adecuada iluminación ambiental, indirecta, asi como evitar los reflejos producidos por ventanas.