Superficie Ocular

Conjuntivitis

Es la inflamación o infección de la membrana que recubre los párpados.

Las causas mas frecuentes de conjuntivitis son virales y tienen una rápida propagación entre los niños, otras causas son alergias, bacterias, ciertas enfermedades, exposición a químicos entre otras.

Los recién nacidos pueden ser infectados por la bacteria en la vía del parto. Esta afección se denomina oftalmia neonatal y se debe tratar de inmediato para preservar la visión del bebé.

La conjuntivitis puede provocar visión borrosa, costras que se forman en el párpado durante la noche, dolor, sensación de arenilla, aumento del lagrimeo, picazón y enrojecimiento del ojo.

El tratamiento de la conjuntivitis depende de la causa.

La conjuntivitis alérgica puede responder al tratamiento de las alergias o puede desaparecer por sí sola cuando se evitan los desencadenantes de dichas alergias. Este tipo de conjuntivitis también se puede aliviar con la aplicación de compresas frías.

Los medicamentos con antibióticos, por lo general gotas oftálmicas, son efectivos para la conjuntivitis bacteriana. La conjuntivitis viral desaparece por sí sola.  Se puede aplicar un colirio antibiótico suave para la queratoconjuntivitis con el fin de prevenir la conjuntivitis bacteriana.

La molestia que genera la conjuntivitis viral o bacteriana se puede aliviar con la aplicación de compresas tibias (paño limpio empapado en agua tibia) en los ojos cerrados.