Servicios

Oftalmopediatría

Los niños requieren de un examen oftalmológico especializado ya que los problemas oculares más frecuentes en los niños son diferentes al de los adultos. El distinto nivel de desarrollo de los niños exige un enfoque diferente al realizar la exploración ocular, una preparación y actitud adecuadas puede hacer sea agradable y fructífera.

El sistema visual en los niños se desarrolla en los primeros 6-7 años de vida, por lo tanto es muy importante la detección de las patologías oculares infantiles de forma precoz para evitar un inadecuado desarrollo visual que puede repercutir luego durante toda la vida del individuo.

Los controles visuales en el niño sano comienzan a los 3 años según establece el MSP.

Cuando se observa desde recién nacido cualquier elemento anormal o malformación ocular se debe consultar sin demora al Oftalmopediatra para realizar un correcto diagnóstico de la patología y un oportuno tratamiento.

Una consulta frecuente en los niños es el Estrabismo siendo este la pérdida de la alineación normal de los ojos, pudiendo ser adquirido o estar presente desde el nacimiento.  Es de fundamental importancia realizar la consulta oportuna ya que se debe determinar el tipo de estrabismo del qué se trata ya que algunos de los mismos se pueden corregir con anteojos , mientras que otros requerirán de corrección quirúrgica. Ninguna forma de estrabismo es normal luego de los 4 meses de vida , por lo que sí observamos que nuestro hijo desvía uno o ambos ojos luego de esta edad debemos consultar al Oftalmopediatra.

La Ambliopia (u ojo perezoso) es una reducción en uno o ambos ojos de la agudeza visual que no se puede atribuir directamente al efecto de una anomalía estructural evidente del ojo o vía visual, es una patología importante a controlar y tratar en forma oportuna en los niños. Tratada a tiempo y en forma adecuada afortunadamente es reversible.

Es una experiencia visual anómala en las fases tempranas de la vida y puede ser debido a :

  • Estrabismo
  • Errores de refracción unilaterales o bilaterales
  • Privación visual por opacidades en los medios transparentes del ojo.

Los trastornos refractivos (necesidad de lentes) también son frecuentes en la niñez y muchas veces hereditarios. Afectan al 20 a 30 % de los niños en edad escolar y los debemos sospechar cuando los niños se acercan demasiado al televisor, al pizarrón o copian mal del mismo siendo frecuentemente las maestras en percibirlo inicialmente. Lo mismo que entrecerrar los ojos para ver algo lejano (realizando un efecto estenopeico para poder ver mejor). También en algunos trastornos refractivos pueden tener cefaleas al realizar un esfuerzo visual, a lo que llamamos Astenopia.