Superficie Ocular

Ojo seco

Ocurre cuando hay falta de lagrimas o estas son de mala calidad lo que provoca una alteración en la superficie de la córnea y de la conjuntiva. Cuando la superficie del ojo no se lubrica bien, se presentan molestias oculares, problemas visuales y lesiones en la córnea y la conjuntiva.

La causas más comunes  son:

  • La disminución de la secreción debida a la edad es la causa más habitual. Con el envejecimiento se atrofian las células que generan la lágrima de manera constante.
  • Cambios hormonales en las mujeres (embarazo, consumo de anticonceptivos orales y menopausia).
  • Los factores ambientales, especialmente en entornos con mucha evaporación (viento, aires acondicionados, calefacciones, etc.).
  • La lectura prolongada, ya que se reduce el parpadeo, con lo que la lágrima no se distribuye correctamente y aumenta su evaporación.
  • Algunas enfermedades sistémicas (síndrome de Sjögren, artritis reumatoide, lupus eritematoso, etc.).
  • El uso de lentes de contacto.

El síndrome del ojo seco causa irritación, escozor, enrojecimiento, sensación de cuerpo extraño o arenilla en la superficie ocular, además de fatiga o pesadez en los párpados y lagrimeo.

La detección y tratamiento precoz resultan esenciales para la mejora y prevención del daño ocular.

Existen algunas medidas útiles para evitar la sequedad ocular ocasionada por causas ambientales:

  • No exponerse a corrientes de aire que favorecen la evaporación de la lágrima.
  • Evitar la sequedad ambiental mediante el uso de humidificadores.
  • Protegerse de la polución ambiental.
  • Forzar el parpadeo varias veces al día y limpiar las glándulas lagrimales a menudo con una toallita o un disco desmaquillante.

Para el tratamiento se utilizan, las lágrimas artificiales y pomadas lubricantes que  ayudan a controlar la sequedad e irritación.

Si con este tratamiento no disminuyen los síntomas, existe la opción de preservar las lágrimas de la persona afectada, mediante el bloqueo de los conductos lagrimales, insertando un minúsculo tapón que evita el drenaje rápido de las lágrimas y permite conservar la hidratación ocular y proteger el ojo. Los pacientes con ojo seco más severo pueden requerir otros tratamientos adicionales.